¡Que no se «confundan» con tus esquís!

A veces es complicado, sobre todo al dejar los esquís para ir a la cafetería u otros lugares, evitar tentaciones de robo más cuando siempre se puede alegar confusión.

Una cosa que he hecho yo siempre como entrenador, llevando esquiadores de competición a otras estaciones de esquí, era que cuando llegaba la hora de comer y tenías que dejar todos los esquís de los chavales fuera del restaurante, al lado de muchos esquís de otros esquiadores; jutaba un esquí de una pareja, a ser posible de distintas medidas y separados entre la multitud del resto de esquís y tablas. Sin dejar los nuestros agrupados…..¿quién se va a llevar dos esquís que no son pareja? jejeje.

Os aconsejo que lo hagáis.

Un saludo de Anselmo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *